PAULA-SAYAGO.png

Galería Virtual

Paula 

Sayago Lundin

  • Blanco Icono de Instagram

Artista visual y escritora chilena.

Estudia Artes Visuales, especializándose en escultura y grabado. Ha expuesto en la Casa de las Artes de Quito Ecuador, Museo de Arte Contemporáneo Valdivia, Museo de Artes Visuales Surazo Osorno, Museo de la Exploración R.A Phillippi Valdivia, Museo Posada del Corregidor Santiago, Agora Gallery Nueva York, Galerie Etienne de Causans Paris,  entre otros.

Ha ilustrado los libros Es lo que yo te podría contar y Palabra de Pichiqueche I y II, de la antropóloga Cynthia Wells, Ando recopilando de la antropóloga Bernarda Aucapán.

Ha escrito, ilustrado y publicado los libros Huairavo, la fantástica historia de Roa (2012), Faunatástica (Arte Sonoro Austral, 2015), 9 Planetas en mi Universo (Arte Mañío, 2017) y Un día de Mawün (Verde Vivo 2019). También ha escrito, diseñado e interpretado la obra de danza para la primera infancia    ”Colapez el ciclo del agua”.

Obras

La serie incisiones es una selección de  ocho pinturas bordadas, las cuales fueron realizadas en la Residencia  para artistas, en La  Casa de las Artes, a cargo del Centro Cultural Metropolitano de Quito, Ecuador.

 

 Zoológica

 

 “El humano subordina al humano para tratarlo como animal”

 

El concepto de la exposición “Zoológica” nace de la perspectiva de su supuesto paralelo, el cual es denominado zoológico, en un intento por hacer propio el concepto al feminizarlo, entendiendo por este mismo, animales exóticos encerrados en cautiverio en un hábitat artificialmente creada para ellos, una especie de simulacro que tiene como propósito la exhibición de diversas especies. Asociando de esta manera el concepto de exhibición de animales que son “expuestos” se pretende crear una metáfora pertinente con el hecho de “exponerse” como artista, en una fauna donde converge el mundo del arte.

 

La problemática de la obra en general presenta a animales que mutan hasta convertirse en humanos y viceversa, los cuales no pueden subsistir en un mismo sistema, por esto comienzan a destruirse y engullirse, unos con otros, como una especie de parodia cíclica. Planteando una reflexión de cómo el ser humano adquiere actitudes animales al someterse al encierro y a estados de constante alienación decantando en un primitivismo que va mutando en la historia debido a la lucha de poderes y a los genes pasivos de una humanidad dormida, que deja pasar por alto las más crudas vejaciones, superando con creces a la especie animal, convirtiéndose el ser humano en el único animal que gusta del dolor ajeno. Ya que el elemento tensionante en la obra es cómo el ser humano pelea hasta corromper por el poder, de la forma más instintiva y animal, llegando incluso a sobrepasar los códigos de cualquier especie. En este ambiente no hay integración entre las personas, sino más bien hay una extinción y aniquilación de la especie si se es diferente.

El coser es un acto emocional que conjuga el desgarro, en el caso de la obra el bordado funciona casi como un desplazamiento del grabado a la pintura, en el sentido de que se irrumpe en el material a través de la incisión, la cual perfora e introduce otro material en ella que no le es propio, pero que es equivalente y funciona como un injerto o un conector: el hilo. Esta incisión penetra en la tela y se “graba”, queda fija en ella para siempre, como si con cada puntada se quisiera grabar la historia para que duela, y con ese acto se luche contra el inevitable olvido.

Las imágenes son circulares para connotar un sentido cíclico en la obra ya que el circulo “encierra” en él todo lo que está dentro, como una especie de jaula que nos muestran constantemente un lenguaje entre caricaturesco, infantil e irónico que sirven de herramienta con la cual la artista se vale para estructurar un discurso que es suavizado por el velo del color que crea una atmosfera falsa y por representaciones aparentemente inocentes.

GALERÍA-VIRTUAL-ARCbox.png

Galería Virtual

La Obra de Sayago posee pinturas  trabajadas de manera compleja, algunas que cual tapiz , dejan entrever un encaje de detalles. Que dan la sensación de estar bordadas, con ricas texturas, colores y contrastes.
Este nutrido imaginario nos habla de una propuesta impulsada por la narrativa, donde construye intrincadas escenas con figuras de animales que rebosan de pasión e intriga. 
La artista usa el color como un velo, cegándonos a las intenciones de sus personajes, envueltos en un laberinto de emoción, misterios y deseos. Estos intensos arrebatos emocionales se convierten en combustible para la artista, mientras transita de una escena a la siguiente, creando un universo de mundos interconectados. 

fondo-contacto.png

Paula Sayago Lundin

  • Blanco Icono de Instagram
PERFIL-PAULA-SAYAGO.png